NOTAS GENERALES:

Directivo del Tec discursa sobre costeo de proyectos de investigación aplicada

• INICIO • CONTENIDOSIGUENTEANTERIOR

En el Congreso de la Asociación Mexicana de Directivos de Investigación y Aplicaciones del Desarrollo Tecnológico, ADIAT 2000, celebrado del 26 al 29 de abril en Acapulco, el Dr. Eugenio García Gardea presentó el tema “Mejores Prácticas. Caso ITESM, Campus Monterrey” dentro del taller, Métodos Efectivos para la Estimación de Costos de Proyectos de Investigación. El Dr. García Gardea, quien es titular de la Dirección de Investigación y Extensión del Campus Monterrey del Tec, representó al sector académico en el taller.

El tema de este taller se desprende de la tendencia actual que demanda que los centros de investigación, tanto particulares como públicos, sean rentables; es decir, que como mínimo, no representen un gasto sino que cubran sus costos de operación. De entrada, el Dr. García Gardea remarcó la necesidad para los centros de dedicarse a hacer investigación relevante, la cual caracterizó de ser de alto valor agregado, alto valor percibido y de contribuir a la sustentabilidad.

Respecto a la rentabilidad, la aplicación de un sistema de costos es especialmente importante. Tradicionalmente, en los centros de investigación la mayor parte de la atención se ha dedicado al diseño y desarrollo de proyectos y un mínimo a aspectos administrativos, lo cual pone en riesgo la rentabilidad. Por un lado, un cálculo inexacto o incompleto de los costos puede afectar en forma adversa la factibilidad de la venta del proyecto al cliente potencial, quien pudiera verlo excesivamente costoso. Por otro, una vez contratado el proyecto, estimaciones de costos incorrectas pueden atrasar el desarrollo adecuado del trabajo o, inclusive, impedir que éste se concluya, dando como resultados la pérdida de tiempo y dinero así como la insatisfacción del cliente.

El caso que el Dr. García Gardea presentó se basó en la experiencia del Centro de Sistemas Integrados de Manufactura (CSIM) del Campus Monterrey, del cual fue director durante los 10 años previos a su cargo actual. Mediante una gráfica, el conferenciante mostró que a los dos años de iniciar la implantación de sistemas de información y administración de proyectos en el CSIM, los ingresos del centro incrementaron en más de 300 por ciento. Explicó que el sistema utilizado integra las siguientes variables de costo: oportunidad, base, indirectos, tiempo y, como el 80% del total, los recursos humanos. Agregó que es indispensable mantener el flujo de ingresos mediante el balance de carga de trabajo actual y futura, entre las operaciones y las ventas. Así mismo, enfatizó la importancia para los centros de investigación de elaborar estrategias de negociación y benchmarking, así como de efectividad en el tiempo, crecimiento de negocio, uso productivo de recursos y logro de metas financieras.

En el taller de Métodos Efectivos para la Estimación de Costos de Proyectos de Investigación, además del sector académico, fueron representados los sectores privado, por el Ing. Jaime Parada Avila, director general de tecnología del Grupo CYDSA, y el Ing. Antonio Sierra Gutiérrez, gerente general del Centro de Investigación y Desarrollo de Condumex; así como el gubernamental, cuyo representante fue el Ing. Felipe Rubio Castillo, director del Centro de Investigación Avanzada de Querétaro.

El Congreso ADIAT 2000 integró en el programa otros cinco talleres y sesiones técnicas para las industrias automotriz y metal- mecánica, la de alimentos y químicos y la de electrónica y telecomunicaciones. Otro atractivo para los 500 participantes que asistieron al evento fue la feria tecnológica, cuyos expositores provenían de organizaciones nacionales, estatales y privadas.