La Sandunga

En los Estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco, la pieza tradicional es la Sandunga, cuya etimología zapoteca nos indica que su significado es "Saa" (Música) y "Ndu" (Profundo). De esta forma, podemos decir que la Sandunga es una música o canto profundo.

La Sandunga tiene las siguientes partes:
una introducción en la que abunda la improvisación instrumental, con adornos y solo de clarinete (que en realidad se trata de verdaderas variaciones del tema principal); después, una parte de 62 compases se conoce como paseo. Al finalizar el paseo, el cornetín anuncia la entrada del Zapateado en donde se escucha uno de los versos de la Sandunga.

Perteneciente a la familia de los fandangos, la sandunga es un ritmo musical impregnado de nostalgia, al cual se quiso declarar como himno oaxaqueño, idea que no prosperó. La sandunga es interpretada por bandas y orquestas istmeñas, quienes deben saber improvisar con los instrumentos y ornamentar el ritmo únicamente con el clarinete. Canciones típicas de este género es "La Llorona" y la misma "Sandunga".



La sandunga,
pieza fundamental e inseparable del pueblo oaxaqueño, con su característico tono impregnado de melancolía.