La Casa de los Tubos

Esta historia ocurre en Monterrey, Nuevo León, y es sobre una casa localizada en la colonia Contry. Supuestamente ocurren cosas extrañas ahí por los hechos que han pasado antes.

         Una familia joven tenía una hija paralítica y tenía que andar en silla de ruedas. Para que ella se sintiera cómoda, los padres decidieron hacerle una casa en donde ella pudiera moverse.

         La construcción tenía algún tiempo y todo marchaba a la perfección, pero aún no estaba terminada. Durante la  construcción, dos albañiles fueron heridos. La niña, al ver la casa, quedó emocionada. Fue una segunda vez a verla, pero su silla se salió de control inesperadamente y salió volando por una de las ventanas.

         Después de lo ocurrido, los padres de la niña decidieron vender la casa. Pero otra tragedia ocurrió cuando una pareja fue con su hijo, casi de la misma edad que la niña. Inexplicablemente el niño también salió volando por la ventana en donde murió la niña.

         Desde entonces la casa tiene un vigilante a la entrada para prohibir que alguien se acerque a la casa.