LOS YAQUIS

Localización:

Se encuentran en la región Sudoeste el Estado de Sonora entre los Municipios de Cajeme, Guaymas, Bácum y Empalme. Abarcando desde el Mar de Cortés hasta la sierra del Bacatete.

Los yaquis, se cree, tienen sus orígenes en la gran peregrinación hacia el sur de los grupos venidos del estrecho de Bering hace miles de años, siendo la etnia una de las que quedaron rezagadas. Esta tribu que esta compuesta por ocho pueblos, se piensa, que existen desde entonces; Vícam (punta de flecha), Pótam (topo o tuza), Bácum (agua estancada), Huirivis ó Güíribis (pájaro), Rahúm (lugar del arrastrador), Benaléi, conocido como Belén (cuesta abajo), Tórim (rata), y Cócorit (chile). Estos integrados en 52 localidades. Se estima una población de 32,000 indígenas. Cada uno de estos grupos tenía un animal como tótem (emblema de familia al cual en ocasiones se le rinde culto)

Gobierno:

Pueblo con profundo sentimiento de autodeterminación y soberanía territorial. Que ha demostrado históricamente con grandes y prolongados conflictos armados contra los colonizadores mestizos y europeos. La situación de los yaquis antiguamente era su consideración como independientes de cualquier otro gobierno que no fuera el suyo. Dictando leyes que son obedecidas y respetadas.

Después de siglos de sangrientas luchas se les reconoció su derecho a poseer tierras y autodeterminación en la década de los 30 con el gobierno de Lázaro Cárdenas.

La estructura del Gobierno está contenida en el Gobernador, quien toma posesión del cargo el día 6 de Enero para concluir el año siguiente; Capitán, Comandante, Pueblo Mayor y Secretario.

Algunos rasgos culturales:

Su cultura tiene una mezcla de elementos europeos e indígenas. Su división estaba formada por una casta militar formada por lo los guerreros más distinguidos, los sacerdotes (hechiceros). Los cultos que eran comunitarios a sus dioses, era un elemento de unión.

Los yaquis celebran fiestas en Semana Santa, el día de muertos, el 12 de diciembre y el del santo patrono de cada pueblo. En los cuales danzan y rezan.

Los yaquis danzan la Pascola y el Venado, principalmente, además del coyote y el matachin en las ceremonias religiosas, en los funerales y otras celebraciones. La Pascola se baila al son del arpa y el violín. Tres hombres se ponen máscaras con barbas. Van desnudos de la cintura para arriba y de su cuello cuelgan collares; entre las piernas llevan una cobija sostenida por un cinturón con cascabeles y patas de venado. En las pantorrillas, unos capullos de oruga secos que suenan al paso del danzante; la música es dulce, con acentos y ritmos orientales. El arpa y el víolín ceden su lugar al tamborcillo y al poto de carrizo.

El gobierno del estado de Sonora hace referencia a estas danzas diciendo:

Los danzantes se mueven con pasos complicados, sacuden el busto […] se ponen encorvados hasta alcanzar la tierra con las manos, sacuden sus sonajas y suspenden un momento la danza para respirar un poco, momento que aprovechan para entablar diálogos ingeniosos y de doble sentido (www.sonora.gob.mx).

La danza del venado se baila al compás de los mismos instrumentos que La Pascola. Esta danza es un episodio de la cacería. La perfecta imitación de los movimientos de la bestia perseguida, motiva el aplauso de la concurrencia. El atavío de los danzantes de El Venado es muy semejante al que llevan en La Pascola; en ocasiones los bailarines atan a su cabeza una de venado disecado.

Actualmente, los yaquis comen a menudos platillos de carne, como el llamado guaca-poponi, guiso de carne de res machacada y frita, y el guaca-vaqui, una especie de puchero de carne cocida con garbanzo, arroz o trigo. Teniendo siempre presentes los frijoles acompañados con tortilla de maíz o de trigo, además del café negro. Las bebidas acostumbradas por los yaquis son el mezcal y sotol. Suelen agregarle alumbre a estas bebidas.

Actualmente, los yaquis visten como los campesinos de la región: camiseta, calzoncillos, pantalones de dril, chaqueta de mezclilla, zapatos o huaraches y sombrero de palma a veces adornado con un listón rojo o plumas.

Economía:
 

Lorenzo Calvo Berber, decía de los yaquis:

…vivían fundamentalmente del cultivo del maíz, de la caza, la pesca y la recolección de insectos, semillas y frutas espontáneas, recurriendo con frecuencia al merodeo sogre las tribus circunvecinas, con el posible objeto de entrenar a sus guerreros jóvenes en el arte de la guerra.

Sus actividades son principalmente la agricultura y ganadería, pesca, extracción de carbón vegetal, explotación de salinas, apicultura y elaboración de artesanías en menor escala.

En sus tierras cultivables, siembran principalmente trigo, seguido de maíz, frijol y garbanzo. Estas tareas se ven facilitadas por el uso del arado de fierro, sembradoras, tractores y segadoras.

La actividad fundamental de la economía yaqui es la agricultura, en la que trabaja un 95 por ciento de la población. Los productos que se cultivan en el Valle del Yaqui son cártamo, soya, alfalfa, chícharo, chile, hortalizas, naranja y limón. Estos productos se destinan al mercado nacional y al consumo interno. Lo que puede ser considerado un problema en el desarrollo de la comunidad, debido a que el río Yaqui, que irrigaba y fertilizaba las tierras bajas, prácticamente se seco a partir de 1950, al concentrarse sus aguas en las presas "Lázaro Cárdenas" (antes "la Angostura"), "Alvaro Obregón" y "Plutarco Elías Calles". El agua de estas presas también está destinada a irrigar las tierras del Distrito de Riego No. 41 del Valle del Yaqui, actualmente en manos de prósperos agricultores no indígenas beneficiarios de la colonización de las tierras despojadas a los yaquis.

La inserción de la tribu a la vida moderna también le ha acarreado problemas de índole nacional siendo el narcotráfico el movimiento que más afecta la unidad histórica de la etnia.
 

Lecturas interesantes de la tribu:

La Chiriki (leyenda yaquí).

La Serpiente Gigante (leyenda yaqui).

Malichi (canción infantil yaqui).

La cultura cahíta (articulo).

Fiesta de San Juan Bautista (articulo).