Los mayos y yaquis son etnias que tienen una herencia cultural común. El presente articulo podrá darle una mejor visión de esas raíces comunes.

LA CULTURA CAHÍTA

Es durante la etapa arcaica (aproximadamente. Desde 8000 a.c. al 1500 d.c.) que debió de haberse presentado el origen histórico de la cultura Cahíta, en la extensión territorial que actualmente ocupan, procedente s de la región oriental de Asia.

Consideramos que los petroglifos como los de Tehuelibampo, Municipio de Navojoa; el veranito Municipio de Alamos, anterior a los pictogramas que nos pueden llevar a una identificación de etnia y afirmar que los Cahítas son una de las primeras ramas de los Nahoas en desprenderse hacia el sur, o bien, un grupo muy antiguo no identificado, que en los movimientos migratorios se habían establecido en la región y que grupos culturales más avanzados los sometieron y obligaron a modificar sus costumbres, idioma etc.

El Yorema Cahíta forma una cultura nacida del carrizo, tierra, mezquite, agua, pitahaya, venado y sol. En la antigüedad dominaban el actual noroccidente de México.

Los principales grupos Cahítas son: los Yaquis, Mayos, Tepahe, Conicari, Guarijío, Macoyahui y Basiroa.

La flora u la fauna que rodea al grupo Cahíta le servía para satisfacer sus necesidades. Dentro de los aspectos socioeconómicos tenemos la nula existencia de las clases sociales y de la propiedad privada, lo que encontramos es una división natural del trabajo y la existencia de ciertos rasgos distintivos de acuerdo a cada papel que desempeñaba cada miembro de la tribu; protección, organización y satisfacción de las necesidades sociales.. Principal, guerrero, recolector, cazador, etc. Esto dependía de su capacidad física mental.

Practicaban una rudimentaria agricultura, predominando el cultivo del frijol, calabaza y maíz, suficiente para provocar el inicio del sedentarismo. Así también la recolección realizada por los niños y mujeres en la zona costera era muy común.

Los productos obtenidos de sus cacerías (utilizando el arco y las flechas de carrizo con punta de obsidiana) proveían al organismo de la energía para fortalecerlo y unificar a la comunidad. La caza era principalmente de venado, que constituía todo un ritual sagrado, transmitido de generación en generación que les ha permitido su conservación biológica y social.

La forma de normar la vida de los Cahítas no se encontraban en códices, eran principios normativos consuetudinarios, donde el más anciano de la tribu era el que tomaba las decisiones, si éste no podía resolver se analizaba en le consejo de ancianos o la asamblea del pueblo.

Su religión era de tipo politeísta, animista y totémica, Creían en le venado, la víbora, el coyote, el sol, la luna, etc. En sus ceremonias religiosas siempre estuvieron presentes las danzas del venado, coyote, triunfo de guerra, donde el Cahíta ríe, grita, se burla durante todo el día y la noche, mostrando las máscaras y pinturas elaboradas por ellos mismos.

(FUENTE: Sintesís del articulo "La Cultura Cahíta" publicado en la: Revista Totalmente Interesante. (1997). Navojoa: 75 años de ser declarada ciudad. Navojoa, Sonora, México.)